Causas de la retención de agua en el cuerpo.

Cause di ritenzione idrica nel corpo

Saber el Causas de la retención de agua en el cuerpo. es fundamental porque también permite identificar las soluciones a utilizar para afrontar este problema. Vamos a verlos juntos Causas de la retención de agua en el cuerpo. como nutrición incorrecta, sedentarismo, desórdenes hormonales y más en los cuales profundizaremos aquí.

Causas del edema

La retención de líquidos, científicamente llamada edema, se produce cuando el cuerpo o una parte del mismo se hincha debido a un exceso de líquidos que quedan atrapados entre las células, lo que puede ocurrir por permanecer mucho tiempo en la misma posición, debido al sedentarismo, trastornos hormonales. , debido a una dieta rica en sal y sodio, o como consecuencia de determinadas enfermedades.

Sedentarismo

El sedentarismo es la actitud del sujeto que lleva una vida sedentaria y es una de las primeras Causas de la retención de agua en el cuerpo .

El sedentarismo está más extendido en las ciudades, donde la tecnología está orientada a evitar grandes esfuerzos físicos: ver la televisión o sentarse delante de un ordenador durante muchas horas al día es signo de sedentarismo, lo que favorece la obesidad, debilita los huesos y aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas. .

Una simple mirada a la sociedad nos muestra que las últimas generaciones tienen una mayor tendencia al sedentarismo que las mayores, al haber nacido en una era informatizada, con menos espacio libre para moverse y con una creciente sensación de inseguridad en el camino que les lleva a buscar refugio en lugares cerrados. Para combatir la falta de actividad física no existe una fórmula mágica; Como en todos los casos, la clave está en la voluntad.

Practicar algunos deportes con cierta constancia puede resultar muy beneficioso para la salud, siempre y cuando no entre en conflicto con jornadas enteras de mala alimentación y posturas nocivas para el organismo. Por supuesto, esto depende de los gustos de cada uno; por ello, muchos optan por dar un paseo matutino, por ejemplo. Pero en ambos casos es importante tener en cuenta que practicar sin técnica puede resultar contraproducente.

Trastornos hormonales

La retención de líquidos causada por hormonas durante el embarazo o la menstruación no es grave, pero puede ser un problema cuando se produce debido a una disfunción renal, hepática o cardíaca.

Por eso es importante contactar con un médico competente que nos ayude a descubrir los trastornos hormonales y las disfunciones que se pueden esconder detrás de dichos trastornos y las terapias farmacológicas más adecuadas para nosotros.

Dieta

Para evitar la retención de líquidos es necesario seguir una dieta baja en sodio, consumiendo ciertos alimentos que permitan perder los líquidos acumulados. Por otro lado, es importante eliminar de tu dieta algunos productos que favorecen la retención de líquidos y te hacen sentir hinchado. Hay seis alimentos que recomendamos eliminar de tu dieta:

  1. Alcohol

El consumo de alcohol produce retención de líquidos, ya que es muy rico en azúcares y difícil de diluir. De hecho, si no se abusa del alcohol, el aumento de peso por retención de líquidos suele ser temporal y concentrarse en pies, tobillos y piernas. Sin embargo, debes evitar consumirlo todos los días, aunque sea simplemente una copa de vino, especialmente si sufres de retención severa y necesitas adelgazar. Es mucho mejor beber agua que, al contrario de lo que mucha gente cree, no provoca retención. De hecho, el agua ayuda a combatir el problema.

  1. Azúcar refinada

Algo similar ocurre con el azúcar con sal, y es que su consumo excesivo provoca una mayor retención de agua en el organismo. Si ingiere demasiada azúcar, su cuerpo puede tener problemas para eliminar el sodio del cuerpo, provocando así retención de líquidos. Es recomendable reducir el consumo de azúcar, como condimento o como ingrediente de un determinado plato. Si no puedes prescindir de él, siempre es mejor elegir el azúcar de caña.

  1. el edulcorante

¿Realmente merece la pena sustituir los edulcorantes naturales, como el azúcar y la miel, por edulcorantes artificiales, como la sacarina? La verdad es que no. Los edulcorantes artificiales son fuente de sodio, es decir, aportan grandes cantidades de sal al organismo, lo que favorece la retención de líquidos. Así que, si tomas edulcorantes artificiales y tienes problemas de retención de líquidos, optar por la sacarina para perder volumen no es una buena idea. Lo mejor es utilizar azúcar moreno o miel como condimento. Eso sí, en dosis moderadas y sin abusar. También puedes probar la stevia, un edulcorante natural de origen vegetal.

  1. embutidos

Estos alimentos, tan ricos y sabrosos, son los enemigos de una dieta saludable: contienen elevadas cantidades de sal, que dificultan que el organismo elimine adecuadamente toxinas y líquidos. Además, los embutidos son muy ricos en grasas saturadas. Si quieres adelgazar y mantener una dieta equilibrada tendrás que eliminarlos por completo de tu dieta.

  1. Harina

Las harinas y los carbohidratos generalmente provocan una mayor retención de agua en el cuerpo. Según algunos expertos, los carbohidratos hacen que los riñones acumulen sal en lugar de excretarla. Al aumentar el contenido de sal en el cuerpo, también debe aumentar la cantidad de agua para mantener la proporción de sal en el cuerpo. Para evitarlo es necesario reducir su consumo. Esto no significa que debamos eliminar la pasta, el arroz o el pan de nuestra dieta. Simplemente debes moderar su consumo y evitar consumir harina procesada.

  1. Sal

Está claro que entre los Causas de la retención de agua en el cuerpo. Desde el punto de vista nutricional, la sal se encuentra entre los primeros elementos que se deben eliminar de la dieta si se sufre retención de líquidos, porque la sal contiene una gran cantidad de sodio, lo que dificulta su eliminación. Es recomendable eliminarlo de la dieta ya que realmente no es necesario para el organismo como condimento. La mayoría de los alimentos ya son naturalmente salados. Esto no significa que tus platos tengan que dejar de ser apetecibles: puedes condimentarlos con especias, como albahaca, tomillo, orégano o pimienta. Hay mucha variedad para no aburrirse.

Qué hacer para eliminar la retención de líquidos

La retención de líquidos no suele ser grave, por lo que al ingerir agua, tés diuréticos, realizar drenaje linfático y realizar actividad física el problema debería resolverse.

Por lo tanto, las sugerencias para reducir la Causas de la retención de agua en el cuerpo. Soy:

Consumir té diurético

Recomendamos variedades de té como cola de caballo, flor de hibisco/jamaica, canela con jengibre, té verde, ginkgo biloba, perejil, centella asiática y castaña de las Indias Orientales.

Cualquier té tiene un efecto diurético porque básicamente cuanta más agua ingiera la persona, más orina se producirá. Esta orina estará llena de toxinas y hará que el cuerpo elimine el exceso de líquido. Sin embargo, algunas plantas aumentan este efecto diurético de los tés al disminuir más rápidamente la retención de líquidos.

Practicar actividad física

Practicar ejercicios es una estupenda forma natural de deshinchar el cuerpo. La contracción de grandes grupos de músculos como brazos, piernas y glúteos hace que el exceso de líquido se elimine a través de la orina. Por este motivo, es común sentir ganas de orinar después de realizar 1 hora de ejercicios en el gimnasio.

Algunos ejercicios que pueden estar indicados son caminar rápido, correr, andar en bicicleta y saltar la cuerda. Los ejercicios localizados no son tan beneficiosos como estos, pero se pueden realizar tras realizar al menos 20 minutos de actividad aeróbica.

Consejos generales para reducir la retención

  • Beber agua, unos 2 litros al día, o té como el de cola de caballo.
  • Reemplaza la sal al preparar o condimentar alimentos con hierbas aromáticas como perejil u orégano;
  • Aumentar el consumo de alimentos diuréticos como la sandía, el pepino o el tomate.
  • Evite alimentos como los enlatados, curados, ahumados o que contengan mucha sal;
  • Evite permanecer mucho tiempo de pie, sentado o con las piernas cruzadas;
  • Consuma alimentos ricos en agua como rábano picante, nabo, coliflor, sandía, fresa, melón, piña, manzana o zanahoria;
  • Realizar un drenaje linfático, que es un masaje específico para reducir el exceso de líquido en el cuerpo;
  • Consumir alimentos como hojas de remolacha cocidas, aguacate, yogur desnatado, zumo de naranja o plátano porque son alimentos ricos en potasio, que ayuda a reducir la sal en el organismo;
  • Levanta las piernas por encima del corazón (puedes colocar una almohada debajo de las rodillas) al final del día.